Comenzó el periodo estival y con ello aumenta la demanda de arriendos para disfrutar de las vacaciones, aquí unos importantes consejos a tener en consideración para que esta temporada pueda disfrutar de unas tranquilas vacaciones.

A continuación nueve consejos para estar protegido al momento de decidirse por una casa, cabaña o departamento para pasar los días de verano:

Contrato de arriendo o recibo: Si ya escogió la casa donde pasará sus vacaciones inolvidables, se recomienda gestionar un contrato de arriendo o recibo de dinero, antes de realizar cualquier tipo de pago. Nunca se debe cerrar el acuerdo mediante correos electrónicos, Whatsapp o por teléfono si la persona es desconocida.

Corredoras de propiedades: Intente arrendar su casa o departamento de veraneo mediante empresas serias y establecidas en el comercio del corretaje. Esto evitará molestias y que el lugar cumpla todas sus expectativas.

Depósitos por adelantado: Los dueños de propiedades de verano exigen como resguardo el 50 por ciento del arriendo por adelantado como reserva. Pues evite esta situación y llegue acuerdos económicos con personas cuya reputación y experiencia sea fácil de comprobar. Además de exigir un número de cuenta bancaria para evitar realizar giros postales en efectivo.

Exija documentos: Si arrendó directamente con el dueño de la propiedad de veraneo, exíjale que le envíe una copia del último pago de las contribuciones, para asegurarse que quien le arrienda efectivamente es el propietario. Y si no queda conforme, la información la puede corroborar en la página del Conservador de Bienes Raíces. O bien solicitar que envíe alguna cuenta de la casa y que esté a su nombre (luz, agua, etcétera).

Chequear nombre y dirección: Otras de las medidas precautorias a tomar es googlear el nombre del arrendador, para ver si tiene reclamos de otros arrendatarios y pedir la dirección para buscar en Google Maps y evitar fotos falsas.

Rebajas extremas: Todos sabemos que en temporada alta, los arriendos de verano suelen ser más costosos. Desconfíe de las grandes propiedades con muchas comodidades a tan bajo costo, esto es una trampa típica para captar a las víctimas.

Teléfono fijo: Evite comunicarse mediante teléfonos celulares, prefiera red fija. Usualmente, los estafadores utilizan teléfonos prepagos móviles. En cambio llamando a un teléfono fijo nos resguardamos desde qué localidad están llamando a través del código de área.

Estado de la casa: Muchas veces ocurre que las fotografías que envían son falsas. Por ello, ojalá visite el inmueble antes de arrendarlo para que cumpla todas sus expectativas. De ser así, exija un inventario de cada elemento para que no haya cobros extras que nunca existieron en la casa.

Copia: Intente guardar copia de cada comunicación que tiene con el sujeto que le arrienda su casa de verano. En caso de ser víctima de estafa, serán las pruebas para el procedimiento legal que se requieren.